martes, 23 de junio de 2015

Despierta 2015


El domingo por la mañana teníamos una cita.
El Despierta de verano.
Una cita con la primera luz del día, con un amanecer colectivo, con nosotros.

Despierta 2015

Llegamos aún de noche, pero ya se intuía la luz ...
y tú, sin saberlo, mientras te subías a aquella piedra
para que yo pudiera preparar la cámara,
me regalabas la que sería mi foto del Despierta. 

Tú, tu silueta, tu calma.

Despierta 2015

Aún así, jugamos. De eso se trataba ... de participar en un juego.
Es fácil volverse niña a tu lado.

Despierta 2015


¿Saludamos al sol?
¿Bailamos en el agua?
¿Me paseas en brazos?
¿Nos salpicamos?

No preguntes, hazlo.
No imagines, mójate.

Y nos regalamos fotos que sólo nosotros veremos.

Despierta 2015

El cielo va cambiando de color. Creo que nos está regalando sus mejores galas.

Despierta 2015

Siempre dije que para vivir intensamente hay que hacerlo descalzo.
Por eso dejamos que el agua nos empape.
No hay frío.
No hay prisa.

Somos.

Despierta 2015

No ha sido un Despierta cualquiera.
Porque a tu lado, ningún día es un día cualquiera.

Despierta 2015


Gracias a Alvaro Sanz y a su manía de provocarnos, porque, indirectamente, nos regalas horas y momentos así.

#despiertafoto


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada